La unión hace la fuerza


Boda de tía Rosa de Fuente Piñel con Julián. 1915
Vellosillo siempre funcionó como una comunidad, gestionando recursos comunes y realizando trabajos comunitarios. El regidor era el responsable de la organización. Por un lado estaban los recursos naturales comunales, como los prados que eran de libre utilización por todas las familias del pueblo o los arroyos que eran subastados anualmente para utilizarse como pasto para los animales. También se compartía y eran asignados espacios comunes para era en la época de cosecha o para gestionar la basura de las cuadras.

Por otro lado el regidor organizaba los trabajos comunitarios, denominándose hacenderas los principales, que consistían en organizar a una fecha y hora determinadas un grupo de hombres, normalmente todos los adultos disponibles en condición de trabajar, que se encargaban del mantenimiento y reparación de todas las infraestructuras del pueblo, desde la carretera principal, los caminos, las veredas del río y arroyos, fuentes, etc…


Julián Casla, antiguo regidor en el pajar de su padre Manuel. 1949

Otras tareas eran gestionadas comunitariamente como la gestión de la fabricación del pan donde cada familia era responsable de proveer a todo el pueblo cada 15 días en régimen de rotación. Tres personas eran asignadas cada año para ejercer de sepultureros y tocar las campanas de la Iglesia.  Existía un sistema de atención social, funcionado también en régimen de rotación,  para atender a los pobres que pasaban de paso por el pueblo. Cada vez que llegaban pobres y mendigos a Vellosillo, la familia a la que le tocaba su turno se encargaba de darles de comer y cobijo por una sola noche (era la única condición que se les ponía), normalmente en el pajar de la casa. A pesar de la escasez permanente, el espíritu de solidaridad de nuestros antepasados hacía que se ayudara a los más necesitados compartiendo con ellos lo poco que tenían.

Determinados seguros agrarios también se gestionaban comunitariamente, como el seguro que se pagaba por si moría un macho de la yunta de alguna familia.

En la actualidad se siguen realizando las hacenderas como sistema principal de organización del trabajo comunitario, y todos los trabajos realizados por los socios en la Asociación no tienen remuneración individual.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario