Numerosos pueblos pasaron por los campos de Vellosillo


Cueva de la Nogaleda en el  Cañon del Duratón
Los primeros vestigios humanos en la zona se remontan al neolítico (5.500-3.000 a.C.), con los restos encontrados en la cueva de Nogaleda dan fe de la presencia humana por esta zona hacia el año 3000 a.C. Durante esta época fue cuando el hombre comenzó a vivir en poblados sedentarios, domesticando animales, comienza la agricultura y la cerámica.




Los arévacos en el siglo III a.c.

Los vacceos pueden ser considerados como el primer pueblo con presencia estable en la meseta castellana documentada en los tiempos históricos. Son un pueblo de origen celta, perteneciente al grupo de los belóvacos, quienes habrían partido desde el norte de Europa en torno al año 600 a.C. junto a otros pueblos del grupo celta de los belgas, a consecuencia de las presiones ejercidas por los pueblos germanos, alcanzando las tierras del interior peninsular en la primera mitad del siglo VI a.C., junto a otros pueblos como los arévacos ( que significa  "vacceos orientales"). Los celtas eran el grupo de sociedades tribales de Europa, que compartieron una cultura material iniciada en la primera edad de hierro (1200 a.C.-400 a.C.)  y que fueron así llamados por los geógrafos griegos y latinos. Los vacceos ocuparon la mitad norte de Segovia y los arévacos la mitad sur, entrando los campos de Vellosillo en sus dominios. Algunos autores consideran que la frontera entre las tribus se situaba no lejos de Sepúlveda. Estos pueblos traen la metalurgia del hierro.

Con ocasión de la penetración romana en la península, estas tribus, contrariamente a la actitud tomada por otras ciudades que ofrecieron desesperada resistencia al invasor, como Numancia, parece ser que, desde un comienzo entablaron amistosas relaciones con los recién llegados, hasta el punto que no consta que se produjera ningún acto de violencia entre los romanos y los vacceos. Incluso, los antiguos moradores de Segovia, se negaron a prestar su ayuda al lusitano Viriato en su lucha contra Roma y llegaron a combatir contra él para expulsarle de su territorio. En el año 178 a. C. el pretor Lucius Postumius Albinus celebra su triunfo tras la conquista de los vacceos y lusitanos durante su mandato en la provincia de Hispania Ulterior.

Puente de Talcano en el Cañón del Duratón
El asentamiento arévaco de Sepúlveda se fundó entre los siglos V-VI a.c. y desapareció en el siglo I a.c., cuando los romanos trasladan  el asentamiento a Los Mercados, en lo que hoy es el pueblo de Duratón, construido sobre la existente pequeña aldea celtíbera dependiente del granoppidum (ciudad fortificada indígena) de Sepúlveda. La ciudad romana de Duratón, llamada Confluentia por encontrarse en un lugar de paso entre la meseta sur y norte, floreció con la ganadería y el comercio. Contó con acueducto, cloacas, villas con mosaicos etc.... Confluentia fue una de las tres ciudades romanas más importantes de la provincia de Segovia (junto a Segovia y Cauca), sobre las que no ha quedado un recuerdo significativo en Segovia más allá del gigantesco acueducto en Segovia capital, y, las termas y foro de Coca.


De la época visigoda y la sucesiva dominación árabe, no es mucho lo que puede decirse por la falta de información.

Los barbaros comenzaron a penetrar en el imperio romano desde el siglo I en busca de tierra y botín, aunque no querían destruirlo. Durante 3 siglos fueron haciendo incursiones y negociando con los romanos, hasta entre ellos mismos comenzaron a presionarse y estalla la violencia. Fueron tres pueblos principales: germanos, eslavos y mongoles.

Códice visigodo
Los visigodos pertenecían a los germanos. Los germanos constituían un pueblo de raza blanca, de ojos azules y cabellos rubios, que sobresalían por su alta estatura y su físico robusto. No vivían agrupados en ciudades, sino en chozas que se encontraban dispersas por el campo aunque distribuidas según las tribus a que pertenecían. Sus actividades principales eran el pastoreo y la agricultura. Elegían sus jefes entre los guerreros más valientes y los obedecían ciegamente. Muchos germanos militaron en las legiones romanas. Sus leyes se basaban en la tradición no escrita y las costumbres. Los padres ejercían un poder absoluto sobre la familia. 

Los visigodos se mezclaron poco a poco con los años con el sustrato de población hispano-romana existente.


Los visigodos en la península
En el año 711 los árabes conquistan Sepúlveda, amurallando toda la ciudad, parte de la muralla que todavía existe. Durante la primera fase de ocupación árabe muchos cristianos visigodos se refugiaron  en las cuevas del cañón de río Caslilla, formando parte del grupo de los eremitas. Durante siglos se produjeron luchas entre árabes y cristianos en esta zona, hasta que definitivamente Sepúlveda cae en manos de los cristianos en el 1.010.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario