El dilema del declive de los pueblos pequeños. La descomposición de los pueblos de Sepúlveda


Se habla mucho del problema de la despoblación de los pueblos, del lento declive que está llevando a la desaparición de buena parte de ellos. Existe un denominador común en los problemas que estamos sufriendo, similares a muchos de los pueblos segovianos que nos rodean, y nos atreveríamos a decir, que son semejantes a buena parte de los pueblos de Castilla. Esta entrada trata de analizar el problema y contribuir a un debate público abierto hace tiempo, cada día más necesario, poniendo el ejemplo de la situación de nuestro pueblo, Vellosillo.



Situación de las infraestructuras urbanas 

Las actuales infraestructuras urbanas en Vellosillo han sido realizadas y financiadas por la Asociación de Vecinos de Vellosillo en su mayor parte. Todas las deficiencias que tenemos ha sido informadas al ayuntamiento de Sepúlveda y otros organismos competentes

Actualmente la situación es la siguiente:
  • Problemas del sistema de abastecimiento de agua de red
    • La tubería principal que sube por el camino del Espinar está al descubierto. El ayuntamiento no ha sido capaz de dejar la tubería enterrada, ya que la tubería discurre por el cauce de cuneta del camino. Cuando llueve fuerte, la corriente de bajada del agua por la cuneta la deja al descubierto. Durante este invierno varios pueblos de la zona hemos sufrido cortes de agua, incluso que han durado días. El día 20 de abril de 2016, hace 2 días, el ayuntamiento publicaba un bando en que anunciaban que el "agua dejaba de ser apta para el consumo humano".
    • La cloradora, que da servicio a Vellosillo y Duratón, está mal dimensionada, tanto el depósito como el sistema de aporte de cloro. Hemos realizado un análisis del agua y no dio que no tenía ni gota de cloro, o sea, estamos bebiendo agua sin tratar. Hay que destacar que en los últimos veranos muchos residentes del pueblo han tenido problemas cólicos, que pudieran tener una relación directa con este tema. Desde la Asociación de vecinos se ha solicitado los análisis de agua de los últimos dos años, sin haber recibido contestación todavía. 
  • Alcantarillado: el sistema fue construido en los años 70. Actualmente está prácticamente destruido. Cuando el pueblo tiene varios vecinos residiendo, el sistema colapsa y las aguas residuales comienzan a supurar por los cuartos de baño de varias viviendas. El ayuntamiento tiene que mandar un camión pocero para desatascar el sistema. En este último verano la situación llegó a ser insostenible. La Asociación de vecinos lleva reclamando desde hace 15 años al ayuntamiento una solución para el problema. Recientemente se firmó un convenio con el ayuntamiento, que fue aprobado en pleno, para subsanar este grave problema de salud pública. 
  • Alumbrado público: los cuadros eléctricos han quedado obsoletos. Durante este invierno hemos tenido múltiples cortes de luz, quedando las calles del pueblo en completa oscuridad
  • En el pueblo existen edificaciones en ruinas, como la antigua casa de la maestra, que fue vendida por el ayuntamiento en una subasta pública, generada por una idea de la Asociación de Vecinos para poder arreglar una casa que se caía y obtener un dinero para arreglar el alcantarillado. El ayuntamiento obtuvo el dinero y con la excusa de la caja única, lo destinó para otros fines, dejando la ruina y un problema grave de salud pública y no asignando ni un euro a solucionar los problemas del pueblo.
La conclusión en este punto es demoledora, ni los servicios municipales más básicos, con relación directa con la salud de la población, están funcionando. El grado de deterioro es enorme y su previsible evolución, muy preocupante.

Situación de la carretera del pueblo

Teniendo en cuenta que toda la pavimentación de Vellosillo fue costeada por los vecinos, estando en un estado aceptable en estos momentos, el problema lo encontramos en la carretera que conecta el pueblo con Perorrubio y Sepúlveda, dependiente de la Diputación de Segovia. Estado actual:
  • Hace cuatro años se derrumbó parte del muro que da a la carretera de acceso al pueblo. Un vecino retiró los escombros de la carretera. Desde aquel momento, ha habido más derrumbamientos, y han tenido que ser los propios vecinos, de nuevo, lo que apartaran los escombros en la cuneta, para evitar posibles accidentes graves de tráfico. Un tramo entero del muro se mueve y puede caer en cualquier momento, poniendo en riesgo mortal a los usuario de la carretera y el posible derrumbe de una casa antigua del pueblo.
  • La Asociación ha informado y solicitado una solución urgente por escrito y por registro a la Diputación y ayuntamiento en numerosas ocasiones, sin obtener ninguna respuesta que se traduzca en una solución. 
  • Con la nevada de este invierno, pasaron máquinas quitanieves por el pueblo. Las máquinas arrancaron parte de los reductores de velocidad. Fueron los vecinos, de nuevo, los que tuvieron que retirar de mitad de la carretera los reductores arrancados y apilarlos en la cuneta. Ahí siguen.
Situación de los caminos rurales y el entorno natural del pueblo

Gracias al esfuerzo conservacionista de la Asociación de vecinos, el entorno natural salvaje y los prados comunales están en un estado aceptable de conservación, pero graves problemas nos hacen dudar sobre la sostenibilidad del medio ambiente en el pueblo. Sin campo no hay pueblos. Sin un medio ambiente sano y diverso, no existe ningún futuro para los pueblos.
  • Vertidos ilegales de residuos: tras el cierre y sellado de varios vertederos ilegales, el esfuerzo está concentrado en recuperar el entorno cercano a los mismos y evitar nuevos vertidos incontrolados. El campo de Vellosillo ha sufrido numerosos casos recientes de nuevos vertidos
  • Pérdida de biodiversidad: entre la química utilizada por la agricultura y ganadería industrial, y las malas prácticas de algunos agricultores, la biodiversidad está desapareciendo de forma galopante, al desaparecer los bordes de naturaleza autóctona salvaje por no respetar los linderos, por ocupar directamente terrenos de domino público para uso agrícola o simplemente arrasar árboles y arbustos sin ningún tipo de miramiento.
  • La Junta Agropecuaria Local fue denunciada recientemente por la Asociación de vecinos por haber destruido parte del entorno natural del pueblo en el acondicionamiento de los caminos rurales. Los caminos ya no son caminos, parece autopistas en mitad del campo, con maquinaria pesada moviéndose a toda velocidad.
  • El ciclo del agua está roto. Entre el cambio climático, que por supuesto tiene unos efectos ya muy visibles en nuestra zona, y las malas práctica agrícolas, han desaparecido arroyos, torrentes y fuentes. De las 12 fuentes que manaba agua durante todas las estaciones hace 40 años, solo queda una con agua durante todo el año. El río Caslilla tiene el cauce seco más de la mitad del año.
  • Naves ilegales fueron construidas hace tiempo en mitad del campo, alterando de forma irreparable el paisaje, creando una estética de polígono industrial en el campo.
  • Numerosas tierra comunales han sido ocupadas y valladas en el término municipal, atentando contra el dominio público.
La burocracia municipal

Cualquier vecino que haya tenido que solicitar un trámite administrativo al ayuntamiento ha tenido que sufrir un calvario de trámites y una espera que desespera al más paciente. Poniendo algunos ejemplos:
  • El convenido firmado entre la Asociación y el ayuntamiento para dar una solución al problema del alcantarillado, donde la Asociación se lo ha dado todo en bandeja: proyecto, propuesta de convenio, plan de obra, pliego de condiciones, etc..., además, de financiar dos tercios del presupuesto, no ha cumplido el cronograma acordado por problemas burocráticos internos del ayuntamiento, haciéndonos prever el caos que vamos a vivir este próximo verano.
  • Varias viviendas están esperando a tener licencias de obra, tras años de papeleos. Las contratas que van a construirlas no dan crédito de que la burocracia municipal les impida poder hacer un mínimo de planificación en sus obras, incluso tener que llegar a parar completamente su actividad, pendientes de que los permisos salgan del ayuntamiento. 
¿Que está pasando?

¿Donde van nuestros impuestos?, porque seas o no residente permanente en el pueblo, pagamos IBIS, tasas, licencias, etc..., a diestro y siniestro. La excusa de que como hay poca gente empadronada, no hay recursos, no se sostiene, ya que empadronado o no, pagamos impuestos, muchos. 

¿Es un problema de gestión? ¿Se aprovechan los pueblos de cabecera de los pueblos pequeños para financiarse, como una especie de sistema servil? o ¿el modelo simplemente ha dejado de funcionar?

Los pueblos pequeños se caen. Su futuro cada día es más incierto. Tenemos que encontrar soluciones entre todos. Nuevas ideas y modelos de organización son vitales. Pero ya no hay tiempo. El momento es ahora. Abrir un debate en la opinión pública es absolutamente necesario. Nos encontramos con un dilema que tenemos obligatoriamente que resolver, o perderemos los pueblos. Su supervivencia es nuestra supervivencia, la del entorno natural y la existencia de un futuro sostenible para las generaciones venideras.



20 comentarios:

  1. No puedo estar más de acuerdo con esta entrada. Expones la realidad de gran parte del medio rural de Castilla y León y más en concreto de Segovia.

    Pagamos impuestos municipales sin recibir unos servicios con una calidad básica, como es el acceso a agua potable, una red de saneamiento que funcione, alumbrado público o la intervención del estamento de la Administración que corresponda, para garantizar la seguridad y evitar el derrumbe de infraestructuras públicas.

    La burocracia y la eneficiencia se comen los recursos que la Administración recauda vía impuestos y que no están destinando a los concepto por los que recaudan (si pago un impuesto por alcantarillado, el alcantarillado TIENE que funcionar).

    Los fondos que recaudan los municipios, se desvían a mantener un sistema ineficaz e ineficiente que se desmorona.

    El debate se debe abrir ya, porque si la administración hoy no está cumpliendo su parte, ¿por que los contribuyentes debemos seguir cumpliendo la nuestra?

    ResponderEliminar
  2. Creo que en el ayuntamiento hay algunas personas que son conscientes del problema y están dispuestos a investigar nuevas fórmulas. Necesitamos no esconder más el problema y afrontarlo colectivamente. La alternativa es la nada y la rebelión.

    ResponderEliminar
  3. vamos a ver si somos capaces de mover ficha, a nivel pequeño, la única escala manejable en estos momentos

    ResponderEliminar
  4. Gracias Jorge, el declive se veía venir, no han hecho nada por los pueblos pequeños, los organismos competentes se han relajado dejando la responsabilidad a las asociaciones de los pueblos que con su esfuerzo han conseguido mantenerles vivos, pero señores no es suficiente¡¡¡ necesitamos su implicación para resolver muchos temas. Estemos empadronados o no, pagamos los impuestos que nos marcan los organismos. Si el modelo ya no funciona busquemos entre todos compartiendo conocimiento un modelo que funcione.

    ResponderEliminar
  5. Tenemos una oportunidad muy pequeña de poder encauzar la situación. Si no lo conseguimos, es una cuestión de tiempo que Vellosillo se convierta en un lugar en ruinas.

    ResponderEliminar
  6. Comparto la reflexión que hacéis. Saludos!

    ResponderEliminar
  7. El pescadilla que se muerde la cola, poca población pocos o deficientes servicios, con esto poca población se hace estable. Necesario un nuevo modelo económico que se salga de la hostelería y el turismo rural, sectores ya agotados, la agricultura como ahora esta funcionando ni la cuento. Nuevos sectores de agricultura y ganadería basados en creación de valor y con sostenibilidad, lo difícil encontrar canales de venta y distribución, si bien hay experiencias que están funcionando.

    ResponderEliminar
  8. Sobre nuevos sectores que creen riqueza, está claro, pero hay una variable distinta que conjugar, y es el papel del sector público en la gestión de todo. Ahora mismo es un lastre que nos cuesta mucho dinero.

    ResponderEliminar
  9. ... Para no cumplir ni con los servicios mínimos, como agua, alcantarillado y luz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poca actividad se puede instalar sin tener este tipo de servicios garantizados, la Administración Local esta en quiebra

      Eliminar
  10. Lo deseable sería que las personas recuperen el ámbito político de lo local. La implicación en lo local supone poner en marcha análisis, estudios, medios, expresiones artísticas…, todo aquello que ayude al conocimiento de un determinado tema y lo ponga al alcance general. Estamos en nuevos tiempos.

    ResponderEliminar
  11. Interesante reflexión y exposición de una realidad, por desgracia, tan cotidiana. Hay que seguir luchando por aquello que nos pertenece. El debate como bien dices no se debe retrasar más o será tarde para muchos pueblos. Soluciones reales, sostenibles pero sobre todo justas. Los pequeños también existimos y en esa diversidad está la grandeza de nuestra tierra. Ánimo con esta lucha que compartimos muchas y muchos

    ResponderEliminar
  12. Nota de prensa de la Diputación de Segovia (1 de mayo):

    La Diputación reparte entre 49 pueblos las ayudas para obras relacionadas con el agua potable

    • La junta de gobierno ha aprobado este primer reparto a proyectos municipales relacionados con la captación, abastecimiento y depuración de agua potable

    • La institución provincial ha destinado 450.000 euros a este fin, aunque ya dispone de una cantidad similar para un plan de redes de abastecimiento o alcantarillado

    La Diputación Provincial de Segovia ha repartido entre 49 municipios 450.000 euros para financiar obras municipales relacionadas con la captación, abastecimiento y depuración de agua potable.

    La Junta de Gobierno ha aprobado en su última reunión la relación de ayuntamientos que se verán beneficiados por esas ayudas, según la relación propuesta por la comisión de valoración creada al efecto.

    Las bases aprobadas en su día por el Área de Acción Territorial de la Diputación para la concesión de estas ayudas preveían que las obras a subvencionar no estuvieran incluidas en otros planes de cooperación de la Institución en el ejercicio 2016. Asímismo, se exigía que los municipios dispusieran en el momento de presentación de la solicitud, de contadores de agua en las acometidas de la red de distribución y tarifa asociada al consumo.

    La ayudas para la obra o suministro municipal, conforme a esas bases aprobadas, podían tener un importe mínimo de 1.000 euros y un máximo de 20.000. A efectos orientativos, podían ser financiados, entre otros, sondeos, realización y renovación de conducciones, sistemas de tratamiento de agua potable, mejora de depósitos de regulación existentes (impermeabilización y mejoras estructurales de los mismos), redes de distribución o instalación de bombas de impulsión.

    No eran subvencionables en esta línea de ayudas la ejecución de partes de obra que no constituyan elementos básicos del sistema o den lugar a una obra completa, tales como instalación de contadores, labores de limpieza, explotación o reparaciones puntuales de la red de distribución.. Tampoco serán objeto de subvención los gastos de honorarios y redacción de proyectos para la ejecución de las obras.

    Entre los aspectos valorados a la hora de la concesión de las ayudas figuraban los sistemas de impulsión, la mejora de depósitos, la mejora de abastecimiento a municipios de forma conjunta o asociada entre estos, la instalación de conducciones de aducción, la mejora en la calidad de las aguas de abastecimiento, la renovación de redes de fibrocemento o carencias en la encuesta de infraestructuras.

    Obras variadas
    Los trabajos subvencionados son muy variados. Van desde la renovación de redes de abastecimiento, a acondicionamientos o impermeabilización de depósitos, pasando por medidas de control en las redes o instalación de descalcificadoras o de sistemas de ósmosis para el tratamiento del agua potable. También figuran entre la obras que se van a poder realizar en esos pueblos la ejecución de sondeos para abastecimiento de aguas, o la colocación de filtros o caudalímetros

    El plazo de presentación de documentos para justificar la subvención finalizará a los cinco meses de la publicación de la resolución de concesión en el BOP.

    Gracias a la buena salud económica de la Diputación, y tras una modificación presupuestaria, el pleno aprobó en su reunión de marzo las bases de otra convocatoria de ayudas para redes de abastecimiento o alcantarillado, dotada con otros 450.000 euros.

    ResponderEliminar
  13. En la nota de prensa cita textualmente: "Gracias a la buena salud económica de la Diputación..." En los pueblos de Sepúlveda seguimos sin agua potable. Ya va para dos semanas. La carretera se cae a pedazos, etc... Encima que no se rían de nosotros.

    ResponderEliminar
  14. Los alcaldes se funden la pasta en verbenas y circos

    ResponderEliminar
  15. La descomposición llega también a la sanidad pública. http://www.radiosegovia.com/2016/07/28/el-equipo-de-atencion-primaria-de-sepulveda-se-concentra-ante-las-ultimas-agresiones/

    ResponderEliminar
  16. Mejor estaríamos solos que mal acompañados !!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario